La fantástica saga Trails

Desde hace ya un tiempo no disfruto tanto de los JRPG estándar que juego. Siento que las mecánicas de combate son un constante refrito con ciertos (des)ajustes y las historias que se narran un pozo que se cree más profundo de lo que es. Me encuentro buscando cosas que no hay. Personajes con cierta evolución o un mundo en donde lo que ocurre me importa. Puede ser que me esté volviendo viejo o puede ser que mis gustos estén cambiando; pero, si hay que culpar a alguien por establecer un ejemplo demasiado bueno, es a la saga Trails.

Ni The Witcher 3, ni Baldur’s Gate, ni Final Fantasy VII. Para mí lo que mejor representa a la fantasía épica que me gusta en el mundo de los videojuegos es una saga de— por ahora— nueve juegos ambientados en un mundo en donde la policía antepone la protección del civil a su deber al gobierno, numerosas revoluciones tecnológicas acontecen en cuestión de meses y existen organizaciones malvadas que pergeñan un plan secreto (con énfasis en «PLAN» y en «SECRETO») que decidirá el futuro de la humanidad. Por muy genérico que sea el nombre «The Legend of Heroes», la saga de videojuegos que conforman esta saga (más conocida como los Kisekis) hace una labor maravillosa en presentar y desarrollar un mundo carismático.

A priori el argumento puede sonar un poco al resultado de aquella maldita noche en la que Evangelion decidió liarse con Kochikame y quizá eso es un poco lo que es. Suena algo ominoso y ambicioso, pero nada más lejos de la verdad porque Trails tiende a tirar por lo intimista. Aquí los personajes siempre preceden a la historia.

¿He dicho los personajes? Quería decir los cofres.

Una de las cosas que más me atrajo de esta saga en un primer momento fueron los personajes secundarios. Esos básicos de manual que te informan de donde encontrar a las ratas que te tienes que cargar o los ingredientes de la receta que te faltan, y que te encuentras por una pequeña ciudad provincial llana y de poco enredo. Los que suelen tener nombres tipo «Aldeano A» y «Viejo C» y nada más interesante que decir que lo importante para tu misión. Aquí no ocurre esto. Aquí «Aldeano A» es un tendero de treintaymuchos que es el dealer de zapatillas de nuestra obsesa protagonista y que está hasta la gorra de que su madre le busque novia, y «Noble C» una chica a la que comprometen a un casamiento sin su aprobación y que decide, ni corta ni perezosa, escaparse de los lujos para convertirse en una diestra pescadora.

Los desarrolladores le ponen mucho mimo a esto de proponer historias para los secundarios; lo cual te invita a pasar HORAS con un ritual de fraternización en el que tú le das a la X frente a un NPC que te cae bien para que te cuente qué tal le ha ido el día y, con algo de suerte, una historia interesante. Con los principales es más de lo mismo. Quizá al principio parecen cascarones estereotípicos a los que les falta un café y que parecen sacados de ese anime tan malo, pero los escritores de Trails se esmeran por incrustrar todo el gusanillo de interés de su trasfondo para que cuaje dentro de la trama principal y así, cuando suene la flauta, ocurra el giro argumental que te de donde duele. Las apariencias engañan más que nunca en estos juegos.

Este señor se llama Anton y aparece en todos los juegos tratando de ligar con algún personaje con cómico resultado. Ojalá algún día se dé cuenta de que su verdadero amor es su mejor amigo, que le acompaña fielmente en su interminable viaje.

Como en todo, hay gato encerrado: además de las principales pegas que me llevan todos los jrpgs, la historia principal se desarrolla a cuentagotas y quizá solo veas la punta del iceberg tras unas CUARENTA HORAS de videojuego. De hecho, es costumbre que al final te encuentres con un cliffhanger más asqueroso que los calzoncillos de Donald Trump porque la secuela no se vende sola. Asimismo, una vez se termina el arco de ciertos personajes, parece como si se les dejase un poco de lado en pos de desarrollar a otros. Esto puede dificultar mucho los comienzos de las sub-sagas y hacer obsesiva la experiencia, si es que eres de los que se obsesionan por saber qué coño pasa luego. Claro que, el bucle ludopático va a tener lugar sí o también, si es que sigues jugando, y de aquí al final del capítulo solo quedan unas tres horas (¡aunque son las tres de la mañana!).

Lo que debes de tener claro es que lo que más necesitas para estos juegos es TIEMPO. Sé que esto va a sonar manido, pero Trails es esa clase de juego que no es bueno individualmente, pero en conjunto es acojonante. Quizá necesita de 4 o 5 horas antes de que realmente la cosa comience a tomar forma e interesarte. No es Persona 5 (aunque la estructura de calendario la tiene) y no tendrás que ofrecer tu vida con una cal y otra de arena para acabarlo, pero, como todo jrpg que se precie, lleva un buen porrón de horas acabar un Trails, así que si le das una oportunidad, tenlo en cuenta.

El problema del que te dicen que no te tienes que preocupar:

El verdadero elefante en la habitación es la accesibilidad a estos juegos. Todos ellos están solo en inglés y una de las sub-sagas (Crossbell) se encuentra en proceso de fantraducción (con la primera entrega ya traducida y la segunda en proceso), ya que nunca llegaron a salir en occidente. Encima coincide que son de los más alabados críticamente por la comunidad. ¿Merece siquiera la pena meterse en una franquicia de juegos de rol japoneses raros que ni siquiera está completamente traducida? Mi opinión era que no. Hasta que luego sí. Quizá juegues un rato y no te convenza. Volverás a intentarlo al tiempo porque todo el mundo te habla bien de ellos y una vez la historia te atrape estarás más abocado a hundirte en este puto agujero negro que un león a copular cuando la leona le muerde los huevos.

¿Pero por dónde empezar? Nueve juegos son muchos juegos. Si os tuviese que recomendar un principio, ese sería el origen de la saga: Trails in the Sky First Chapter. Lo tenéis en Steam por 16.00€ y los vale, pero esperarse a una rebajilla también es menester. Lo puede mover cualquier tostadora industrial posterior a los años noventa que todavía se pueda encender, así que es un pro para los que no contéis con un pc de la Nasa. ¿Por qué recomiendo una entrega tan anticuada, especialmente en tema gráficos?Porque es importante jugar a todos estos juegos de manera cronológica, ya que muchos dan por hecho que estás informado de eventos sucedidos en sub-sagas previas y, por tanto, estos eventos son mencionados, explicados y spoileados. NO EMPIECES CON COLD STEEL III porque los gráficos son bonitos. Repito, no empieces por el Cold Steel III. No te vas a enterar de nada y tendrás que leer resúmenes a tutiplén de lo sucedido en CSI y CSII.

Y te pierdes a la MEJOR GATA DEL MUNDO.

¿Son todos lineales? ¿Aparecen los mismos personajes todo el rato? Pues sí y no. El mundo de Zemuria es vasto y está interconectado. Cada sub-saga de Trails se desarrolla en una parte específica de la pequeña porción de mapa que conocemos: la subsaga «In the Sky» se desarrolla en Liberl, un país costero que hace frontera con las dos potencias mundiales (el Imperio de Erebonia y la República de Calvard) y en donde predominan cierta enemistad entre los bracers, una especie de policía idealista que antepone la protección del ciudadano frente a todo lo demás, y el ejército nacional. La subsaga «Cold Steel» se desarrolla en el añejo imperio de Erebonia, un enormísimo país en donde todavía permanece el estatus de clases sociales (aristócratas frente a plebeyos) y un gobierno que tiende a la conquista y anexión de territorios fronterizos. La subsaga «Zero y Azure» se desarrolla en Crossbell, un estado pseudo-independiente que literalmente es un cacho de tierra entre Erebonia y Calvard que, cual jugoso chuletón, tiene una propiedad terriblemente disputada.

En cada sub-saga está siempre presente la misma revolución energética: los cuarzos. El mundo está compuesto por venas de energía que se infunde en un material llamado sepith. Este sepith se puede sintetizar en unos orbes llamados «cuarzos», que sirven para todo. Desde para hacer magia utilizando determinados utensilios, hasta para hacer funcionar trenes, aviones, autobuses… En cada entrega el aprovechamiento de esta tecnología avanza de alguna manera y aparecen más elementos novedosos que configuran una sociedad más fuera de la catatónica edad media, tan presente en los JRPGs.

Debido al cambio de región, los personajes principales cambian y también los secundarios, pero sí que se hacen referencias a personajes anteriormente mencionados con distintos cameos y apariciones. Trails se caracteriza por ser una saga retro-activa. Todo personaje mencionado en un juego pasado puede aparecer más tarde en un sitio distinto por diversas razones y eso le da una sensación de verosimilitud. Trails (como saga) no sigue un camino único, sino que presenta varios caminos distintos que, eventualmente, confluyen. Independientemente de la complejidad de la trama, de la perfección de la narrativa y de las limitaciones del medio, se presenta una historia fiel a sus principios. Y eso es gracias a un elenco de personajes (principales y secundarios) que están escritos para propiciar la inmersión. Al fin y al cabo, todo personaje comienza a importar cuando tiene un nombre y una historia.

¿Es entonces Trails el Universo Marvel de los JRPG? Pues probablemente sí. No creía posible en el mundo del videojuego una saga fantástica tan enfocada en caracterizar y desarrollar un mundo interconectado durante tantas entregas, pero estoy muy contento de haberme equivocado. Seguiré informando.

Un comentario en “La fantástica saga Trails

  1. Nunca había oído, ni leído, a nadie dando su opinión sobre la saga Trails. He de decir que no creo que la empiece puesto que como bien dices a los JRPGs hay que dedicarles muchísimo tiempo y prefiero acabar otros que tengo ya comprados. Sin embargo, dada tu buena opinión sobre la saga la tendré en consideración cuando me vuelva a dar el mono de una historia fantástica japonesa.

    Un saludo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s