Rakugo y la estructura del relato

¿Alguna vez has tratado de narrar una historia? Seguramente sí. Y dime, ¿cómo harías unos personajes interesantes? ¿Qué formas de crear trasfondos y tramas que enganchasen al espectador se te ocurrirían? Bueno, hoy en día, la mayoría de estudios opta por escoger entre la muestra de muertes palomiteras y la evocación del pasado traumático de los personajes como respuesta. En la actualidad, el medio está tan quemado de clichés que se trata de buscar argumentos que revolucionen y sorprendan. Es la época del hype, la época de los cliffhangers y la época de los spoilers. Todo el mundo trata de ser un poco Ataque de Titanes y un poco Sword Art Online. Lo popular es lo que vende, y se estudia lo popular en orden de analizar por qué vende y cómo hacer cosas parecidas. Y eso tiene sentido.

Me explico. Los estudios de animación no buscan la realización artística. No quieren crear material que sea recordado en un futuro como lo que impulsó a toda una generación a pensar diferente. Quieren recuperar la inversión con beneficios a corto plazo. La industria anime es un negocio y está formada por empresas. Y como tales, su primerísimo objetivo es ni más ni menos que ganar dinero. Para ello, reitero, analizan qué es lo que vende más, y qué pueden hacer que coincida con los estándares de ese análisis. Esa es la razón de que haya tantas adaptaciones de LNs en emisión. ¿Quiere decir esto que todos los estudios no tienen de meta el crear arte? Ni mucho menos. El mundo está compuesto por tonos grises, y muchos animadores, escritores, directores y productores buscan que el espectador disfrute de sus obras. Se esfuerzan por crear argumentos con sentido, con arte trabajado y desde el respeto hacia la inteligencia del espectador. Eso sí, que ocurra algo parecido a lo que desean ya es otra historia.

Pero qué tiene que ver “Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu” en todo esto. Pues bien, en una actualidad donde predomina el culto al hype, es un lujo encontrar un anime como este. Este josei adaptado del manga de Haruko Kumota, es un excelente ejemplo sobre como narrar una historia. Mientras muchos animes tratan de decir tanto en tan poco tiempo, Rakugo va sin prisa pero sin pausa. Se toma su tiempo para desarrollar a sus personajes, darles matices y avanzar en la trama. Y lo que hace, lo hace taaaaan bien. Es ese anime que no se encuentra todos los días. Es ese anime que pone atención a la estructura del relato.

tumblr_o1iokfRRXH1taaksjo6_540

  • Título: Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu
  • Tipo: Anime
  • Director: Omata Shinichi
  • Géneros: Josei, Drama, Slice of Life
  • Estudio: Studio Deen
  • Duración: 13 capítulos (24 minutos cada uno, menos el primero que es de 48 minutos)

Pero pongamos los puntos sobre las ies. Rakugo es un anime adaptado por Studio Deen. Es necesario mentar esto, porque de entrada había un 80% de posibilidades de que el anime fuese una mierda como un piano. Deen tiene fama de ser un estudio incluso más desequilibrado que Madhouse. Por lo general, anima bazofias sin contenido que se vuelven populares. De ejemplo tenemos Fate Stay Night y su más que memorable frase de “People die if they are killed”. Desde aquí mis kudos a Mari Okada y a Abriloiga. Cada día que pasa escribes peor, querida amiga. No obstante, Rakugo fue el mejor anime de la temporada de invierno. Asimismo, KonoSuba, lo otro que animó Deen y del que no hablé en mi artículo de impresiones –principalmente porque en un primer momento no tenía ningún interés–, tampoco estuvo nada mal. ¿Qué ocurre aquí? ¿Ha hecho Deen un pacto con el diablo para seguir el camino del good-taste? Bueno, en el caso de Rakugo se podría decir que ocurrió un milagro. El staff estaba compuesto por lo mejorcito del estudio. Algo así como el Dream Team de Deen. El Dreen Team, podría decirse. Y todo ello liderado por Omata Shinichi, el director con más talento del estudio. Al menos su trabajo con la adaptación de Sankarea fue maravilloso.

tumblr_o23mncwS8l1qlgf30o1_540

Vamos al quid de la cuestión, pues. De qué trata Rakugo y por qué lo endioso tanto. Este anime va sobre un “arte muerta” japonesa de nombre homónimo al título. Y este “rakugo” es algo así como el stand-up americano fusionado con el costumbrismo japonés. Básicamente se trata de un señor subiendo a una palestra mientras suenan unas guitarritas muy asiáticas. Este señor se sienta en un cojín e interpreta un relato que por lo general tiene un tono cómico. Remarco el interpreta, porque el rakugoka (así se le llama a los cuentacuentos en el Rakugo) desempeña tanto el rol de narrador como una variada serie de personajes. Entre estos se encuentran el ladrón, el shinigami, el vendedor y un largo etcétera. Cada uno con sus diferentes manierismos. El rakugo surgió como una celebración para entretener a los nobles de alta alcurnia, y conforme pasó el tiempo se fue normalizando para la gente de a pie.

tumblr_o1qk0pc46W1qkw2uho1_540

Lo defino como arte muerta porque surgió y no salió de Japón. Y no parece que tenga muy buenas tasas de crecimiento. Al menos, según la Wikipedia (de la cual tampoco me fío demasiado), actualmente sólo hay 425 rakugokas en Tokio y 200 en Osaka. Esto último lo dividen así porque existen dos “escuelas” de Rakugo, así como divisiones de rango entre los rakugokas más veteranos y los novicios y un millón de particularidades más que no te voy a explicar aquí porque no me quiero convertir en alguien más chapas de lo que ya soy. Sin embargo, la historia completa es muy interesante y te recomiendo que la busques por ahí. Al fin y al cabo, si estás viendo anime es porque te gusta la cultura japonesa, y esta temática es como una inyección en vena muy japonesa y mucho japonesa. Y bueno, si no estás muy interesado siempre te puedes ver el vídeo que te dejo abajo, para que te hagas una primera idea de lo que es el rakugo real. Si sigues sin estar interesado siempre puedes pasar tranquilamente de mi cara y ya me iré a llorar vehementemente a una esquina.

Pero bueno, a parte del rakugo, que es el elemento de promoción  en el que se basa el anime y el manga, está la otra parte del anime. El drama interpersonal. Todos los personajes se encuentran en este universo diegético que es el Japón de los años 70. Pero ahí no es donde se queda la cosa, ya que esta es una historia enmarcada en otra. ¿Qué quiere decir esto? Que nos presentan el epílogo de una y luego nos cuentan otra que explica cómo llegaron las cosas ahí. En este caso, la historia enmarcada es un flashback de 11 capítulos sobre la vida de Yakumo Yuurakutei, el maestro del protagonista del primer y último capítulo, Yotaro. Esto implica muchas cosas. La primera es que viendo el primer capítulo ya sabemos el final del flashback. Asimismo, también sabemos cómo se desenvolverá el drama y quien lo protagonizará. Y esto es….¡maravilloso! Y muy inteligente. Que el espectador sepa desde el primer instante lo que va a pasar –el desequilibrio de la historia– implica que se forjará más drama y tensión cuando vea como interactúan los personajes. Cuando los vea felices, tristes o pusilánimes. Cuando vea como se enfadan o llegan a diferentes situaciones que conducen al trágico final. Aquí urge el porqué frente al qué. Importa el contenido sobre el continente. Predomina la trama frente al argumento. No hay hype que valga. Es una historia que se centra en contar algo y no en creerse importante ni ser pretenciosa.

tumblr_o3ju2dwrfI1uctzhyo3_500

Pero en términos generales, Rakugo es una historia sobre la amistad sincera de dos chicos  teñida por los desatinos del destino. Por el camino confluyen sentimientos como la envidia, la competitividad, la frustración, el amor y el desamor, el deseo, la tentación, la sensación de tener un hogar, la importancia del título, el valor de la vida… Y ante todo, Rakugo es una obra realista sobre el Japón de hace más de 50 años. Temáticas como el clasismo, el machismo, la visión de las geishas, la guerra, la decadencia del arte y el significado de la felicidad son abordadas continuamente de manera muy puntillosa. Se puede interpretar tantísimo de las acciones de los personajes. Ese es el punto más detallista de la serie. Que la interpretación no se queda sólo en el diálogo. Todas sus acciones dan para un debate profundo sobre por qué hacen lo que hacen cuando lo hacen. Esa es la profundidad que adquieren.

rakugo

Aunque por mucho que sea una historia tradicional, si está mal contada todo lo dicho anteriormente queda en evidencia. No obstante, la forma de contar el relato es uno de los fuertes de Rakugo.  En el primer capítulo introducen al protagonista de manera magistral. Este acaba de salir de la cárcel. Se acerca a un policía con una amplia sonrisa y le da su permiso de libertad, mientas que en la radio está sonando un relato de rakugo. Concretamente es “Shinigami”, una de las historias con más relevancia del anime. El guardia se asombra de que el protagonista la conozca y procede a preguntarle acerca de qué diantres va a hacer luego de haber cumplido una condena, y sin tener ni familia ni un hogar al que regresar. El protagonista responde que sí que tiene un lugar al que ir. El teatro de rakugo. ¿Te das cuenta de la cantidad de información que hemos recabado sobre él en tres frases? Sin necesidad alguna de saber su nombre. Sin necesidad alguna de que otro personaje lo introduzca. Sin necesidad alguna de que ningún narrador te cuente quién es. Es una presentación original que hace que conectes al instante con él. “No tengo nada, y como no tengo nada será ahí a donde vaya. Así es el teatro, ¿no?”. Me voy a tomar un instante para agradecerle profundamente a Jun Kumagami y al resto de screenplayers su labor para con el guión de este anime. Está lleno de frases con mucho gancho.

Ent28sOBYH
Mi personaje favorito después de Miyokichi.

Por otro lado, el rakugo funciona de elemento narrativo principal. Es el nexo que hace girar a todos los personajes. A través de él se narran relatos que a veces mediante metáforas se relacionan con el transfondo del rakugoka, y a través del tipo de rakugo mostrado se caracteriza más al rakugoka. La obra nos presenta dos tipos de rakugo enfrentados: el tecnicista frente al simpaticón. Esto es una constante muy importante que está alrededor de toda la trama. Asimismo, el desarrollo de esta obra es una montaña rusa de sentimientos. Principalmente porque Yakumo en su etapa joven, donde lo llaman Bon (coff coff paralelismo con Sakamichi no Apollon coff coff), es un trozo de pan, y junto con Sukeroku hacen la pareja de “mejores amigos” más mona. Añadiré que una vez supe que el resto de mangas de la autora eran BL entendí muchas cosas.

tumblr_o3jasml5cT1ri2bgao3_1280

Pero lo interesante de todo esto -como decía antes- son los personajes. La obra presenta a personajes carismáticos pero falibles. O sea, personajes que la cagan y lo hacen muy a menudo. Nadie aquí es Jesucristo sobre la tierra, no hay ningún protagonista genérico de shojo que no rompe un plato. Cada elección o acción de cualquiera de estos es cuestionable. Por ende, los personajes se SIENTEN reales. Puedes ponerte en su lugar, y entender por qué piensan así. De ejemplo pondré a mi personaje favorito, Miyokichi. Es una mujer despechada que lo ha perdido todo y necesita aferrarse a cada rinconcito de seguridad que tiene. Su vida es un absoluto infierno y lo único que la motiva es su amor por un hombre, el cual sólo está interesado en el rakugo. Miyokichi no es sólo esa chica que vive un infierno. También es esa chica que coquetea con el chico que le gusta. Es esa chica burlona que se pelea con el amigo del chico que le gusta. Es esa geisha que debe cumplir con su trabajo. Es esa chica que no quiere ser comprendida, sino amada. Es esto lo que hace a Rakugo tan variopinto. Los personajes no son lo que parecen. Tienen varias caras, varias facetas. No son arquetipos. Y van cambiando con el tiempo. Ergo, evolucionan y cada instante se siente como algo absoluto. No son el conjunto de todo lo que les ha pasado, sino que son así porque su personalidad lo implica. Es esto lo que hace que sean redondos y que puedan justificar sus acciones.

tumblr_o1gq49YO1p1s3zzn5o1_500

Claro que, que haya mesa para debate también significa que hay mesa para la controversia. Algunas escenas, como la del final del flashback han generado contrariedad entre los fans. Aunque a mí me pareció bastante poético. Quizá en un artículo próximo dé mi opinión sobre ello. Por otro lado, tampoco es que todos los personajes estén tan desarrollados. Sukeroku por ejemplo, es el menos profundizado de todos, y sus acciones son poco comprensibles. De la misma manera, la capacidad argumentativa del flashback es algo rara, ya que en algunos casos se muestran escenas de terceros que el narrador no presencia y no podría haber sabido. Pero bueno, supongo que la segunda temporada que han anunciado puntualizará todo lo que falta por puntualizar. Es cierto también que, en algunas partes, la cosa huele un poco a telenovela latina (la escena del banco), la estabilidad de algunos capítulos se tambalea muy a menudo y excusas dadas o plot devices varios chirrían. Pero nada de esto consigue empañar el conjunto que hace que Rakugo sea tan único.

tumblr_o49m1fdzOr1tqsu3ro1_500
Todo lo que he dicho antes queda invalidado por orden de Konatsu. Pon una Konatsu en tu vida.

Hablando de algo único, ¿habéis visto el opening? Desde que lo vi por primera vez se ha ido a mi lista de favoritos absoluta. Compendia perfectamente lo que engloba la serie. Comenzando por esa escena en la que el rakugoka sale sentado sobre el cojín y el escenario va cambiando –lo que simboliza los diferentes relatos que cuentan los rakugokas– así como los filtros oscuros y el ritmo jazzero de la canción que ubica perfectamente la época en la que se ambienta. Y lo mismo va para el ending y la banda sonora.

Pero, ¿y la dirección de planos? ¿La animación? ¿Cómo adapta Deen? Pues he de decir que han hecho un muy buen trabajo. La animación cumple los estándares de calidad con creces. Todo gracias a Akiharu Ishii, Atsuko Nakajima y Hirofumi Morimoto y a una plantilla de animadores competentes (algunos con participación en proyectos como Lupin The Third). Sin embargo, es más destacable la utilización de los planos. Los que más abundan son el plano medio corto, el gran plano general del teatro, y el plano americano.

tumblr_o3jk2kftto1ri2bgao6_1280Estos están intercalados correctamente, y en ciertos momentos hay escenas muy, pero que muy memorables, en las que se emplean fusiones entre un dibujo más colorido y caricaturesco para reforzar el dramatismo.

shouwa-genroku-rakugo-shinjuu-episode-13-08-55_2016-04-02_00-06-00

También experimentan con el ángulo, en donde si es bajo evocan la soledad y el terror de lo que acaba de ocurrir, y si es alto la superioridad del personaje. Juegan igualmente con la luminosidad del plano, siendo el más genérico el de la entrada al escenario a través de una puerta rodeada por oscuridad.

Lo más elaborado de todo el apartado visual, sin ninguna duda, son estos pequeños detalles. Y por pequeños detalles también me refiero a las imitaciones, el sudor y los movimientos de los rakugokas, las miradas, los toques y las sonrisas –principalmente de Miyokichi– y planos generales de personajes caminando y cruzándose. O incluso planos donde los personajes se ven reflejados en el agua o en copas.
tumblr_o40r7dNkNk1tydz8to1_540

Estas intercalaciones hacen que exista una tendencia hacia el preciosismo visual e impiden que las conversaciones aborrezcan. También refuerzan la importancia argumental del rakugo  y contextualizan a los personajes. Tampoco puedo darles todo el mérito porque no conozco si la  fuente original ya hacía esto, ya que el manga no está por ninguna parte de la red. Además, debo añadir que el primer episodio, uno de los mejores, fue una  fusión de dos  OVAs realizadas y emitidas un año antes, así que también partían con más tiempo para animar. De todas maneras, les agradezco con toda mi alma que no hayan metido ningún CGI basurero que me haga sangrar los ojos.

tumblr_o37hc4FCRH1reiaq0o2_r2_540
Los fondos son muy bonitos. Un gran trabajo de Shigemitsu Hamao y Masaki Mayuzumi.

Rakugo desde una primera perspectiva no parece el tipo de anime que podría enganchar a cualquiera. El ritmo un poco lento de Slice of Life y el drama podrían echar para atrás a mucha gente. Yo tampoco estaba muy seguro en un primer momento. Pero cuán equivocado estaba. Al fin y al cabo Rakugo es como eso que decía Séneca de la vida “no importa que sea larga, sino que esté bien narrada”. Ha sido y es uno de los mejores animes de lo que llevamos de año y si te gustan las series con una marcada ambientación, y un desarrollo de personajes en profundidad deberías verla. Te la recomiendo muy fuerte. Sin ningún pero. Y encima ahora que le han anunciado segunda temporada, lo cual hace que merezca aún más la pena ponerse al día. Y gracias a Dios que lo han hecho, porque necesitamos más series así. Más series que respeten a sus personajes y les presten atención. Más tramas interesantes y menos cliffhangers. Más adaptaciones de joseis. Más historias enmarcadas. Más historias que traten de contar algo. Más historias centradas en la estructura del relato.

vlcsnap-2016-04-17-18h11m58s817

 

Anuncios

7 comentarios en “Rakugo y la estructura del relato

  1. Tienes la mejor reseña/análisis que he leído. Sos un supergallego. Te felicito. Tanto por tu trabajo en esta reseña como por el blog en general. Es el mejor blog de texto sobre anime que he visto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s